EL MOMENTO DE DESPERTAR, YULE (EL SOLSTICIO DE INVIERNO)

© Paloma García
El solsticio de invierno, una de las ocho festividades de los pueblos paganos, tiene lugar entre el 20 y el 23 de diciembre en el hemisferio norte y entre el 20 y el 23 de junio en el hemisferio sur.

Esta festividad ha recibido muchísimos nombres a lo largo de la historia de la humanidad y en los diferentes rincones del planeta.

Yule, jul, Jol, Joul, Joulu, Jõulud, Geol, Geul (por los pueblos celtas, vikingos y el neopaganismo)

Tawwurt n Tgerst (Puerta del invierno)
Wayeb (para los mayas)
Soyal (En América del Norte)

Festival del Sol Invictus (Imperio Romano)



Saturnalia, Chronia (Grecia Clásica)



etc...


Una festividad claramente dedicada al nacimiento del sol, al regreso de la luz a nuestras vidas, al momento donde el día comienza a luchar para ganar la batalla a la noche.

Siendo el nacimiento del sol no es de extrañar que en estas fechas se celebre el nacimiento de los dioses solares que a lo largo de los siglos han sido venerados por todos los pueblos que han poblado la tierra, entre otros:



  • Horus 
  • Osiris 
  • Krishna 
  • Zarathurstra 
  • Mithra de Persia 
  • Buddha 
  • Heracles 
  • Dionisio 
  • Tammuz 
  • Adonis 
  • Hermes
  • Bacchus
  • Prometeo
  • etc...
Desde Japón con el resurgimiento de Amaterasu, la diosa Sol , Pakistán donde en el Chaomos se ofrecen oraciones a Dezao; el Khore ruz o día del Sol del mazdeísmo, el Goru de Mali; el Junkanoo jamaicano o el Hogmanay escocés, en todo el mundo el solsticio de invierno es una fecha señalada y muy importante, indicativa de un cambio profundo en el ciclo de la vida. 

Para los Cristianos es la fecha del nacimiento de Jesucristo y recibe el nombre de Navidad, sin cuestionar nada que pueda dañar a los seguidores de una religión o de otra me gustaría decir que el solsticio es celebrado prácticamente por toda la humanidad de una forma directa o indirecta y eso hace pensar en esas raíces profundamente enterradas en la naturaleza humana y que hacen que nunca perdamos la conexión con las celebraciones propias de la naturaleza.


Yo me voy a centrar hoy en Yule , como celebración más típica en el mundo neopagano actualmente, su nombre proviene de Jùl del nórdico antiguo. Su origen lo tiene en la Escandinavia precristiana y curiosamente como en un alto porcentaje de los pueblos paganos se realizaba de forma familiar. Consistía en el culto a los dioses solares y en la celebración en familia del día compartiendo normalmente la comida con los miembros de la misma y ofreciendo parte a los dioses.

CELEBRACIÓN DE YULE (Como vivimos en la actualidad la celebración del pasado)

Comenzamos preparando el tradicional Árbol de Yule, de nuevo no voy a comparar con las costumbres cristianas porque quiero evitar la polémica ya que este blog no pretende cuestionar ninguna fe o creencia, El árbol que vamos a decorar representaría al árbol de la vida, al Ydgrasil, a un Axis mundi, un árbol capaz de unir los distintos planos y permitir la comunicación entre ellos, obviamente lo decoraremos con fruta y plantas, siempre naturales. 

Otra tradición es quemar el tronco, tradicionalmente de roble o pino, en el cual previamente habremos dibujado símbolos de prosperidad que nos evoque el solsticio, incluso deseos, cintas de colores con mensajes, etc.. al anochecer y en honor al sol veremos como arde y como su luz nos ilumina y calienta.

Encender hogueras y bailar a su alrededor es una de las maneras en que se puede celebrar Yule esperando a recibir el sol por la mañana.

Todo esto nos recuerda en lo más profundo de nuestro interior que aunque la oscuridad se larga, siempre vuelve a brillar la luz.

Es un buen momento para planear un futuro, marcarse objetivos de cara al nuevo ciclo que comienza en la noche más larga del Año.

Los inciensos típicos son: Canela, Mirra, Enebro, Cedro, Pino..

Los colores: Dorado, blanco, plateado, amarillo, verde, rojo..

El vino especiado caliente, sidra con canela, tes de frutas y plantas son las bebidas del solsticio

La comida tradicional de invierno ocupará nuestra mesa en la noche de Yule, nueces, naranjas, panes, estofados, manzanas, etc..

Diosas: Brighid, Isis, Demeter, Gaea, Diana ,,, 
Dioses: Apolo, Ra, Odin, Lugh, El Hombre Verde, Mabon, Dagda y todos los Dioses Solares..

Para la celebración con niños, es muy divertido preparar un tronco de chocolate, contar historias sobre Yule (leyendas, mitología) y decorar la casa con mucha luz representando el nacimiento del sol y la llegada de su luz.


Cuentos de Yule que me parecieron super bonitos:

http://lacunademagni.blogspot.com.es/2016/12/la-leyenda-del-lenador-de-yule-un.html

http://juditort.blogspot.com.es/2012/12/cuento-de-navidad.html

https://books.google.es/books?id=c49XmAIaKakC&pg=PA126&lpg=PA126&dq=cuento+de+yule&source=bl&ots=ufkFp5A7Qn&sig=Lnm0b6G15WgwtasVhWC_vaFTdY8&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwigwMf35YXRAhWLvBQKHfeWCew4FBDoAQgnMAI#v=onepage&q=cuento%20de%20yule&f=false

http://universo-de-miradas.blogspot.com.es/2012/12/cuento-para-el-solsticio-de-invierno.html


ESPERO Y DESEO QUE LO DISFRUTEN TANTO COMO YO, UN ABRAZO ENORME




© Paloma García

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada