De la Construcción al Ragnarök (Mitos Germánicos)

Bajo la visión del pueblo germánico, el ciclo de la vida nunca se interrumpía y afectaba a seres humanos , a dioses, casas, pueblos y universo entero.

¿Cómo empezó todo?

Al principio existía el Niflheim, la "Región oscura", separada del ardiente Muspel por el Gunningagap, el "Gran Abismo" repleto de fuerza mágica. Como corresponde a la realidad geográfica del mundo escandinavo, el frío Niflehime está al norte, el cálido Muspel al sur del Abismo. En la Región Oscura hay una fuente, Hvergelmir, "Caldero Hirviente", llamada también "Fuente de Mímir" y "Fuente de  Uro". De ella surge Èlivágar, "Mares Tempestuosos", formados según Snorri por once corrientes ponzoññosas y heladas, pero que según se van acerando al Muspel hierveen por las chispas que saltan de éste. De ese hervor esencial surgen los dos seres míticos iniciales; la vaca Auoumla, la "Fructífera Sin Cuernos" y el etón Ymir "Mellizos", que se alimentará de los cuatro ríos de leche que manan de las ubres de la vaca.

Dentro de este  pequeño resumen la conclusión más clara es que no hay acto creativo, no se habla de nadie que haya creado el universo, todo ha surgido de forma natural por el choque de los contrarios. Para los Germanos, no existe creación a cargo de ivinidad alguna, no hay nada parecido a un Dios creador, cuando encontramos un Dios creando algo es manipulando o transformando algo que ya existe.

Primeros Dioses

Según Snorri Sturlusson, la vaca primordial Auoumla se alimentaba chupando piedras de escarcha. De ellas surgio un ser llamado Brúní, el de "las cejas espesas"" o quizá "Progenitor" que engendró a Borr o Bori, "Perforador", tal vez "Hijo", uien casó con una etona llamada Bestla, nombre que puede significar "Corteza" y engrendraron tres hijos, Vili "Fuerza Volitiva", Vé, "lugar sagrado" y Odin "El  que posee el furor".

Sabemos que la claridad de las genealoías  no destacan precisamente en este caso, es más en ocasiones llego a la conclusión de que germanos y posteriormente escandinavos, no tuvieron una idea muy clara de cómo, cuándo y por qué aparecieron los dioses o de cuál era el árbol genealógico de cada uno.

Odín es un dios por is mismo, no por haber heredado nada especial de sus padres o abuelos, incluso Thor al que suelen representar como hijo de Odín, destaca por sus propias cualidades, no por una "dudosa" condición de hijo de..

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada