ASTURIAS, MAGIA Y LEYENDA

Asturias por su maravillosa geografía, sus grandes bosques, sus montañas, sus playas, sus valles y sus ríos fue, es y sera caldo de cultivo de leyendas, mitos y supersticiones. 
Estas viajaban de boca en boca, mucho antes de dejar escrito en un pergamino su razón de existir, por ello han tenido como fondo esta versátil geografía asturiana, donde en cada esquina nace un nuevo mito y se esconde una nueva leyenda. 
Espíritus, la Güestia, también llamada en Galicia Santa Compaña y muchos otros, están al acecho del caminante que caleyea(Caleya, camino de tierra) por estos lugares.

Por ejemplo en la zona Occidental de mi Asturias, los concejos de los Oscos, Grandas de Salime, Boal o Taramundi,   son los concejos con mayor cantidad de referencias sobre las Brujas y brujerias, perseguidas igualmente sin piedad por los representantes del Santo Oficio. 

Se conoce la referencia que en el año 1859, años después de que la leyes españolas hicieran desaparecer la Inquisición en este país,  moría, víctima de un linchamiento popular, la última bruja asturiana, acusada de haber embrujado a otra mujer de su localidad. 

Este suceso paso en Villanueva de Oscos, una bonita población que se agrupa alrededor de su monasterio. En este Convento, las mazmorras se situaban en sus sótanos, el río que pasa a su lado ya se encargaba, en sus crecidas, de que los presos murieran ahogados. Esa era la situación de muchas victimas inocentes a causa de la ignorancia popular y el celo inmundo de una iglesia prostituida con los reyes y los ricos.  







Otro lugar pintoresco esta situado en Mengollo, en el concejo Quirós (Asturias), esta población se convirtió en un pueblo fantasma en 1854. 
En Abril de 1854 y tras varios meses sin visitar el pueblo, a causa del temporal de nieve y frío que dejaba en siempre por el invierno a este pueblo completamente aislado, pero aun mas durante ese invierno, el párroco de Casares retorno a la aldea. 
Al entrar, un tenebroso silencio reinaba en la aldea y sus calles estaban vacías. El silencio del pueblo se debía a que todos sus vecinos estaban muertos. El párroco les encontró sin vida en sus viviendas y calles. El cura, asustado, acudió al pueblo más cercano para avisar de la tragedia. Las autoridades y los vecinos de las localidades cercanas acudieron a Mengollo con el fin de inspeccionar el lugar y conocer la causa de tal desgraciado suceso. No encontraron signos de violencia en los cuerpos sin vida y, después de muchas suposiciones, llegaron a concluir que la muerte podía deberse al consumo de pan (también se encontró un cerdo muerto con restos de pan en su estómago): la salamandra pudo envenenar el agua con que se elaboró la masa del pan, aunque también se señaló que puedo haber sido consecuencia de una planta venenosa, con el que se elaboró el bollo, que crece entre la escanda y estaba mal cribada. En la Semana Santa era de costumbre elaborar pan dulce y éste fue consumido por todos los habitantes.
Las ruinas de tres casas son los únicos vestigios que quedan de este pueblo. Una fosa común albergó los cuerpos sin vida de sus habitantes y las autoridades decidieron quemar el pueblo para evitar todo peligro de infección. Mengollo se convirtió en un pueblo fantasma, rodeado de maleza, en el que el misterio sobre la muerte de sus vecinos aun, hoy en día, planea en el aire.


 Cerca de Covadonga y cerca del pueblo de Corao se encuentra
Abamia, allí podéis encontrar tres Tejos milenarios y una pequeña iglesia donde se cuenta una leyenda de un cuelebre y su endemoniada gana de comer, Fame se dice en estos lares. Pues cuenta que los vecinos cansados de tener que alimentar a tan mala bestia con su ganado, mando al párroco eliminarlo y tras correr uno tras otro, herido el cuelebre murio en el río y el párroco, muerto de miedo murió en el campanario de la pequeña iglesia, por ello podemos contemplar en su puerta principal una tallas  muy interesantes.

En esta iglesia se dio sepultura a Don Pelayo y su esposa Gaudiosa y a otro mítico personaje que vivió en la zona y que os hablare de él mas adelante, Roberto Frassinelli, también llamado.."El alemán de Corao". 




Jose Constantino García

No hay comentarios:

Publicar un comentario