Historia Cultural y Religiosa de la India (I)

Para tratar de conocer algo sobre una cultura temprana en la India tenemos que remitirnos a los primeros testimonios que se presentan a partir de mediados el tercer milenio a.c. Aun no ha podido ser descifrada del todo la escritura de esta cultura, tenemos aceso a esta época histórica a través de los hallazgos arqueológicos de Harappä y Mohenojodharo, sistemas urbanos ordenados geométricamente.

Gran número de pequeños hallazgos, la mayoría de las veces en forma de sellos de esteatita* con representaciones de animales, de forma aislada tambien con figuras humanas y signos de escritura, nos permiten ver que son además símbolos religiosos.

Lo reseñable es que estos testimonios tempranos que conocemos del arte indio han conservado su validez casi sin cambios a lo largo de los siglos, y se pueden observar en el mundo de formas de las diferentes religiones de la India.

Nos colocamos desde el 2300 al 2100 a.c. la cultura Harapp se encuentra en su apogeo. Hacia el final de esta época, unas tribus de pastores y campesinos, los conocidos como aros, entraron en migración en el noreste de la india a través del paso de Khyber. 

Su superioridad militar debió de ser la razón fundamental por la que el pueblo autóctono de los
drávidas fue cada vez más empujado hacia el sur y la Cultura del Indo fue relevada por una nueva época: la  época Védica (del 1600 al 800 a.c.). Todo lo que se sabe sobre esta "época oscura" en la India se lo debemos a la poesía religiosa, al Vedanta, formulado por primera vez en nuestra era.

La disputa entre los arios inmigrados y los drávidas que estaban desde antiguo, que duró ocho siglos,  encuentra su sedimento en los relatos míticos del Veda, como lucha de los dioses contra los demonios .
En esta época, no se conocen testimonios de un arte religioso.

El Vedismo de los arios era politeista. Éstos les ofrecían a los dioses sacrificios a cielo abierto; para ellos, los dioses dependían de las ofrendas de los hombres. A su lado, siguió existiendo en igual medida la creencia popular hereditaria, con demonios (Yaksas, Nagas), cultos a la fecundidad y a la madre.

Las deidades de la trinidad hinduista tardía (Trimurti), Brama, Visnu y Siva, ocupaban en el panteón védico una posición tan sólo subordinada. La correspondiente jerarquía celestial se subordinó a las luchas políticas por el poder sobre suelo indio; sobre todo, a las que se llevaron a cabo en el denomminado período védico temprano (1000-500 a.c.): un proceso de integración y de trasformación del que nos dan cuenta las grandes epopeyas del Mahabharata y Ramayana, los dieciocho Puranas y numerosos libros doctrinales y jurídicos.
Fuente: Los dioses de la India (Eckard Shelebercer)

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario