El nacimiento de Taliesin (Leyenda Celta)

Taliesin se convertiría con el tiempo en uno de los bardos galeses más importantes. En su famosa obra "los alardes de Taliesin" se le atribuía el don de la omnisciencia.

Según cuenta el relato, Taliesín lo escribió a la edad de trece años.

Afag Du "oscuridad total" era el hombre más feo del mundo y todos los poderes mágicos de su madre, la hechicera Ceridwen, no sirvieron para solucionarlo. Su madre decidió que pelearía porque su hijo fuese muy inteligente y le preparó una poción que revelaría al pequeño todos los misterios del universo.

El brebaje debía hervir un año y un día, y había que añadirle ciertas hierbas en momentos concretos. Ceridwen estaba reuniendo los últimos ingredientes cuando un pequeño llamado Ewydion llegó y comenzó a observar el caldero, el brebaje comenzó a burbujear y unas gotas calleron en la mano del niño, el niño lamió su mano y tras ello le fue concedida la sabiduría deseada para Afag Du.


La hechicera estaba furiosa, ya que esas tres gotas eran las más importantes del caldero, el resto era inutil, el niño trató de escapar, primero se transformó en liebre y la hechicera en perro cazador, después en pescado y la hechicera en nútria, el niño se trasnformó en pájaro y Ceridwen en halcón.

Finalmente el niño se trasnformó en grano de trigo, Ceridwen en gallina y se lo comió.

Al recobrar la forma humana Ceridwen se dió cuenta que estaba embarazada, y tras 9 meses dió a luz a Ewydion, un niño tan sumamente bello que enamoró locamente a su madre, y desapareció todo rencor y venganza del corazón de la hechicera, pero debía deshacerse de el, así que lo introdujo en una bolsa de cuero y lo lanzó al mar.


Un hombre de alto linaje lo encontró y lo acogió en su hogar, dándole al niño el nombre de Taliesin "frente brillante".

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada