Apolo y el Oráculo (Antigua Grecia)

En este relato tratamos la venganza de Apolo, dios del sol y de las artes, hijo de Zeus y la titánide Leto hacia la pitón enviada para perseguir y acosar a su madre por Hera, mujer de Zeus para vengarse del escarceo amoroso del dios con la titánide.

Cuando Apolo había crecido persiguió incansablemente a la criatura hasta que finalmente la atrapó en Delfos y la mató.

La pitón llevaba años devastando las tierras y los pueblos de Delfos, por lo que sus habitantes le construyeron un templo a Apolo para agradecérselo y conmemoraron su victoria sobre la serpiente.

A cambio, Apolo le concedió a la sacerdotisa del templo, Pitia, el poder de la profecía. Desde ese momento muchos griegos comenzaron a acudir al templo de Delfos para hacer consultas al oráculo y conocer lo que les deparaba el futuro.

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada