Feliz partida y Feliz Reencuentro Dau

Llevo casi dos meses para poder despedirme de ti, aun no puedo creerme que no estés conmigo, en todos mis planes de futuro siempre estabas tu, llámame infantil o inmadura, pero siempre creí que estarías a mi lado para siempre.

Pienso en ti cada día y observo el árbol bajo el cual hemos puesto tus cenizas, la vida sin ti sigue adelante pero ha perdido la alegría, todos los días nos preguntamos si superaremos el dolor de no tenerte en casa, y día tras día nos convencemos de que el destino nos volverá a juntar de alguna manera.

Amigo, has sido mi niño peludo, la alegría de la casa durante todos estos años que llevamos juntos, y jamás olvidaré ese primer momento en que nos miramos en que fui a buscarte a esa casa de la que querían echarte por el egoísmo humano de solo querer a un animal mientras no cause ningún problema en los planes de la familia.

Han sido unos años maravillosos, has viajado tanto con nosotros.. viejillo gruñón, venimos a enterarnos al final de tu vida que eras más viejo de lo que pensábamos, y agradezco a los dioses que te llevaran en un dulce sueño sin sufrimiento.

Te adoro y te querré siempre, solo espero que nos volvamos a ver porque necesito tenerte cerca. Hoy me siento fuerte para escribirte en el blog donde guardo tantas cosas de mi vida estas palabras, y a pesar del tiempo pasado y de lo fuerte que me siento las lágrimas empañan constantemente mis ojos.

Hemos recogido una cachorrita del albergue, porque necesitamos volcar todo este cariño que ha quedado muerto sin ti, al principio se puso muy enferma pero hemos conseguido sacarla adelante, estoy segura de que te encantaría sobre todo porque tiene esas dos cosas que conseguían encandilarte, es hembra y cachorrita, jaja ya se que no te acercabas a otro perro macho sin montar bronca, pero eso era parte de ti y cada parte era sumamente especial y te hacía diferente al resto.

Aroa pregunta todos los días por ti, y te echa muchísimo de menos, estoy segura de que volveremos a vernos ya que nuestras vidas están ligadas para siempre.

Te quiero mucho gordo, jamás me olvidaré de ti.

Paloma García Díaz

4 comentarios:

  1. Siento su pérdida, lo recuerdo de aquella vez que enfermó.
    Y me alegro de tu nueva compañía, cuídala.
    Se merecen todo pues es el único amor incondicional que conozco.

    ResponderEliminar
  2. hay family como siento mucho la perdida de esos grandes amigos que nos hacen compañia , son super imborrables los momentos que vivimos con ellos ; yo ahora tengo a la mi princesa fastidiada y menuda semna he pasao pensando en lo peor asi que te comprendo infinitamente, animo apa que ya veras como esta peque os hara muy felices

    ResponderEliminar
  3. Soy Paradise, siento su pérdida, bonita. Espero que la cachorrita cubra el dolor poco a poco y dé paso a una nueva etapa. Besitos y abrazotes.

    ResponderEliminar