Agua de Lavanda (Cicatrizante y Antiséptico)

El agua de lavanda, tiene una marcada acción cicatrizante y antiséptica, debido a la abundancia de taninos que hay en las flores de lavanda. Se puede utilizar para casos de faringitis, otitis y para la limpieza de heridas, eccemas e incluso para desinfectar las picaduras de insectos.

¿Cómo realizar agua de lavanda?

Necesitaremos :

2 tazas de flores de lavanda
1 litro de agua destilada
2 cucharadas de Vodka (un alcohol en el estado más puro, no tiene porque ser necesariamente vodka)

Necesitamos poner las flores en un recipiente que soporte bien el calor. Pondremos a hervir el agua destilada y una vez esté en ebullición echaremos el agua en el recipiente con las flores, removeremos bien y lo cubriremos dejándolo durante 48 horas en el recipiente.

De vez en cuando es bueno removerlo. Tras el reposo de 48 horas colamos el líquido incluso presionando las flores para que suelten todo el líquido, añadimos el alcohol y removemos, embotellamos y etiquetamos.

Su efecto antiinflamatorio y antiséptico proporciona una rápida sensación de alivio.

Fuente: (Hecho en casa con tus propias manos "la botica de la abuela")

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada