Aloe Vera (Usos mágicos y medicinales)

Con la denominación de áloe se encuadran diversas especies pertenecientes al género áloe;  son casi siempre leñosas, con las hojas muy grandes y carnosas, dispuestas en gran des rosetones y con una recia espina en la punta superior que acompaña a otras espinas más pequeñas.
Suelen echar uno o varios bohordos axilares que rematan en hermosos ramilletes.
Las flores son tubulosas, de color rojizo, anaranjado o amarillento.
El fruto es una cápsula.
Existen más de 150 especies que se reparten en laderas soleadas y lugares pedregosos o rocosos en la mayor parte de África y Asia.
En nuestra Península se dan de manera silvestre.
Según la especie de que se trate, puede florecer en primavera y verano; aunque en sus respectivos países de origen se dan algunas especies que florecen en invierno.

USOS MEDICINALES


De la recolección interesa el jugo que se extrae de las hojas, comúnmente llamado acíbar.
El jugo de las hojas cuajado en una masa sólida color oscuro y muy amarga, se conoce con el nombre de acíbar.
Para su obtención, se debe proceder de la siguiente manera: se deja fluir el líquido que se escurre de sus hojas cortadas transversal-mente, recogiéndolo en un recipiente destinado a tal fin; este líquido se deja concentrar al calor del sol o calor artificial.
Este procedimiento de obtención del acíbar se hacía antiguamente en los países de origen.

En España actualmente no se conoce, pero en otros tiempos se podía obtener acíbar de los áloes que se crían en nuestras tierras.

La composición del acíbar varía según el áloe de que procede, la época de recolección y el método de elaborarlo.


Un alto porcentaje es de agua.

También contiene derivados antracénicos como la aloemodina, aloína y los aloinósidos A y B.
En dosis bajas el acíbar se comporta como tónico digestivo y colagogo.

Estas dosis no deben ser superiores a la décima parte de un gramo.

A partir de 0,1, se comporta como un laxante suave; pero si las dosis administradas superan los 0,2 gr. comienzan los efectos purgantes, parecidos a los provocados por el sen, el ruibarbo o la frangula.

No se recomienda su consumo en mujeres embarazadas ni personas con almorranas.

Además, esta planta, administrada en dosis altas, puede provocar cuadros tipo cólico gastrointestinal.
Además, el jugo de áloe es irritante de la piel, lo que deberán tener en cuenta las personas que lo manipulen.

.- Polvo de acíbar. Dosis de 0.02-0,06 gr/día, sin aumentar la dosis, a no ser por prescripción médica.
En este intervalo de dosificación actúa como tónico, digestivo y colagogo.


Cuando se usa como laxante o purgante, se debe administrar por la noche a fin de que produzca sus efectos a la mañana siguiente.

USOS MÁGICOS

Genero: Femenino.
Planeta: Luna
Elemento: Agua.

Usos mágicos: Protección, suerte. El aloe, planta popular de interiores, también es
protectora. Protege de las influencias malignas y previene de los accidentes en
casa. También se cuelgan en las casas para atraer suerte.

Paloma García Díaz

1 comentario:

  1. Tengo un montón ¿quieres?. Nosotros somos como yo digo "los tontos del aloe", lo usamos como crema hidratante y para cuando nos da mucho el sol en el trabajo es el mejor aftersun, ahora mismo le estamos curando a mi perrita una calva con irritación en el cuello que le ha hecho la correa antiparasitaria...y es que no hay nada como el aloe, comprobado!

    ResponderEliminar