Preparación de remedios naturales I (Tinturas, Jarabes y Aceites en infusión)

TINTURAS

Se elaboran introduciendo la hierba en una mezcla de 25% de alcohol etílico de uva, no de caña, también se puede utilizar un vozca de buena calidad y 75% de agua de lluvia o agua destilada.

Puede emplearse cualquier parte de la planta. Además de extraer los principios activos el etanol actúa como preservador natural, haciendo que las tinturas duren hasta dos años en el almacenaje.

200 gramos de hierba seca o 600 gramos de hieba fresca por un litro de mezcla, las medidas podemos sacarlas por regla de tres para la cantidad deseada de mezcla, colocamos las hierbas en un tarro de cristal y cubrimos con la cantidad de mezcla correspondiente siempre dejando una tercera parte del tarro libre para que los vapores puedan circular por el tarro, es muy importante que se cierre herméticamente.

Habitualmente el tiempo de reposo es de 40 días, siendo recomendable agitarlo suavemente una o dos veces al día.

Finalmente destapamos con mucho cuidado el tarro, y lo filtramos guardando la tintura ya terminada en en un tarro tintado para evitar la entrada de los rallos del sol y que debe permanecer bien tapado.

JARABES

A 500 ml de tintura, se le agregan 375gramos de miel virgen de abeja, se calientan agitando continuamente hasta qu se integren perfectamente, y dejamos enfriar.

Una vez frío lo filtramos y envasamos en un frasco o botella tintada, ambar o azúl ¡¡importante con tapón de corcho!! ya que los jarabes se fermentan y pueden hacer explotar los tarros con tapón de rosca.

ACEITES EN INFUSIÓN


Los principios activos de las plantas pueden extraerse en aceite para usarlos en masajes, cremas y ungüento. Los aceites de infusión pueden conservarse más de un año si se guardan en lugares frescos y oscuros, aunque siempre serán más eficaces si se preparan en pequeñas cantidades.

Tenemos dos técnicas, la caliente que suele utilizarse para hierbas como la consuelda, pamplina o el romero, y el método frío que se utiliza con hierbas como la caléndula o el hipérico.

Infusión en caliente - 250 gramos de hierba seca o 750 gramos de hierba fresca se ponen en 500 ml de aceite de girasol, en un recipiente de vidrio y se ponen al baño maría durante 3 horas. Al cabo de ese tiempo se filtra caliente sobre muselina o filtro para gelatina, se deja enfriar y se envasa en botellas tintadas con tapón de corcho.

Infusión en frío - Se llena u tarro de vídrio con la hierba bien apretada y se cubre por completo con aceite de girasol. Se tapa bien y se deja en una ventana soleada durante 40 días. Tras esto se filtra sobre muselina y se repite llenando el aceite obtenido con hierba nueva dejándolo reposar otros 40 días.

Tras esto se filtra y se almacena al igual que la infusión en caliente.

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario