Los dragones en la cultura celta

El dragón (del latín draco, y éste del griego δρακων, drakon, ‘víbora’ o ‘serpiente’) es un animal mitológico que aparece en diversas formas en varias culturas de todo el mundo, con diferentes simbolismos asociados.



Las interpretaciones más familiares de dragones son los Dragones europeos, derivados de la tradición popular y de la mitología de Grecia, Escandinavia y Próximo Oriente, y también las de Dragones orientales. La palabra dragón deriva del griego δράκων (drákōn), "dragón, serpiente de gran tamaño, o serpiente de agua",



La figura del dragón juega un papel importante como un dios y/o un guardián, o monstruo y poderoso enemigo según las diversas culturas. Se le atribuyen cualidades y habilidades tales como poseedor de una gran sabiduría y conocimiento o tener una gran avaricia y codicia que le conduce a devastar poblaciones enteras y apilar gigantescos tesoros. Por lo tanto, la imagen y figura del dragón ha variado y ha sido interpretada de muy diversas formas a lo largo de la historia.


Las culturas occidentales y orientales han imaginado reptiles gigantes y alados; puede ser por el contacto con gaviales, cocodrilos y caimanes y al hallazgo de fósiles de dinosaurios mezclados con otros de animales voladores.


Para los celtas, el dragón era una divinidad de los bosques, cuya fuerza podía ser controlada y utilizada por los magos.

Entre los conquistadores celtas de Britania fue símbolo de soberanía, y durante la ocupación romana de la isla adornó los estandartes de guerra, convirtiéndose en un símbolo heráldico y luego militar.


Para los antiguos celtas, se cree que la ley de la tierra tenía que ver con cómo las fuerzas cósmicas fluían y afectaba al área y viceversa. Los celtas creían que los dragones eran criaturas del mundo paralelo, y que su poder y presencia afectaba a la tierra.


El camino de los dragones era fundamental para la corriente de energía. Si había un punto que el dragón cruzaba seguido, un punto donde los caminos se cruzaban o uno donde el dragón paraba a descansar, éstos se convertían en lugares de poder. Se cree que Stonehenge es uno de esos lugares. Además, algunos creen que la Cruz Celta es un símbolo del cruce de caminos, y a su vez muestra cómo el círculo de la vida debería centrarse en ese poder.

Se cuenta que el Rey Arturo tuvo sueños sobre dragones, aunque no se sabe con seguridad de qué color eran. Tuvo estos sueños en la época de la concepción de Mordred y antes de su muerte. En su sueño final lo comen los dragones, y en la batalla que siguió a este sueño Sir Mordred lo mata. Se cree que cuando un rey ve dragones significa que la ruina llegará a su reino.


Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada