Adelfa (Usos mágicos y medicinales)

Esta planta también recibe el nombre vulgar de laurel rosa, pero nada tiene que ver con el verdadero laurel ni con los rosales. Su nombre Nerium Oleander, procede del griego nerion (fluir, nadar) que hace referencia  a una planta que vive junto al mar o junto a corrientes de agua.

La adelfa es un arbusto que puede llegar a alcanzar los 5 metros de altura¡¡, se mantiene verde los 365 días del año, su tallo es gris y con ramificaciones ascendentes hacia todos los lados con hojas lanceoladas que nacen enfrentadas unas con otras, en el centro de la hoja podemos ver una vena blanca de la que salen numerosas venas pequeñas verdes que llegan hasta los bordes de la hoja.

Flores rosas y en algunas ocasiones blancas formando ramilletes en los extremos de las ramas. Una doble vaina que se abre por un costado soltando numerosas semillas es su fruto. 

Nos la podemos encontrar en las orillas de las corrientes de agua en tierras bajas. Su recolección suele realizarse en verano y son las hojas la parte que más interesa con fines medicinales.

Al igual que todas las apocináceas la adelfa produce un látex muy tóxico, un medio de defensa muy eficaz contra los herbívoros pero no contra el pulgón amarillo.Nos encontramos nuevamente frente a una planta venenosa, en las hojas podemos encontrar, heterósidos cardiotónicos, flavonoides, sustancias resinosas y ácido ursólico,  los compuestos heterósidos cardiotónicos en dosis relativamente pequeñas genera una acción sobre el corazón muy fuerte por lo que su toma debe estar controlada medicamente.

Tiene una acción diurética muy buena debido a la presencia de Flavonoides, En zonas rurales se utilizan las hojas frescas contra la sarna, en decocción o mezclada con miel y aplicada sobre la zona afectada.

En caso de ingestión accidental aparecerán fuertes vómitos, por lo que se debe acudir a un centro médico, por lo que sus usos internos no serán explicados en este blog.

En cuanto a los usos externos también funciona como Antiparasitario.

Usos mágicos
En la Edad Media era uno de los ingredientes para componer lo que llamaban "ramilletes mágicos". Cuando se quería matar a una persona, se dejaba un "ramillete" en la habitación, y esa persona moría intoxicada con sólo respirar sus emanaciones
Antiguamente en Italia se creía que guardar cualquier parte de esta planta en una casa (ramas, flores, etc) atraía toda clase de desgracias a sus moradores.
Se usa para potenciar el mal de ojo en algunos sectores de la magia y hechicería.
Recomendado en la antigüedad para las mordeduras de serpientes.
Los babilonios utilizaron una mezcla de adelfas y regaliz para tratar la resaca después de las celebraciones extensas.
Esta hierba se piensa que es un potenciador de la creatividad y se puede utilizar en los hechizos de amor o el trabajo de adivinación.

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario