Acebo (Usos mágicos y medicinales)

El Acebo es un pequeño arbusto que puede alcanzar los 10 metros de altura, tiene hojas duras y muy tiesas similares a las del laurel, su ondulación y sus dientes espinosos en su contorno son muy característicos para reconocer pronto a este arbusto. Sus hojas son relucientes. Permanece verde todo el año y tiene un fruto redondo, del tamaño de un guisante liso y muy brillante, carnoso y muy tóxico algo que se contradice con su aspecto apetecible y su vivo color rojizo. Suele estar en zonas umbrías de los bosques y sobre todo en los bosques del norte de la península.

De abril a junio es su etapa de floración, los frutos están maduros a finales de septiembre, aunque se mantienen en el árbol durante gran parte del año, muy importante que los niños no se acerquen a estos frutos.


Las hojas son las que se recogen en cualquier momento del año para su uso medicinal, ya que contienen trazas de teobromina que es una sustancia similar a la cafeína, también contiene rutina, taninos , resina, iclina y ácidos ilexico y ursólico. Esta mezcla nos da unas hojas diuréticas, aperitivas y sudoríficas.
Por lo tanto las hojas están indicadas en reumatismo, gota, inapetencia, fiebre y gripe.

REPITO: Los frutos son muy tóxicos, un consumo de los mismos en un adulto puede generar diarreas, vómitos y convulsiones, en los casos de los niños puede ser mortal.

En España es una especie protegida, ya que se encuentra en peligro de extinción por lo que si se necesitan las hojas deberíamos acudir a un especialista que nos diga cómo cultivarla o dónde conseguir las hojas.

Para cualquiera de los casos para los que son utilizadas estas hojas podemos tomarla de dos maneras diferentes:


-Una cucharada de postre por taza de agua, hervir dos minutos. Tomar 2 tazas al día. NUNCA HACER LA DECOCCIÓN CON FRUTOS.

-Las hojas reducidas a polvo se pueden consumir a razón de 1-2 gr al día, directamente o encapsulado.

En cuanto a sus usos mágicos, pertenece al grupo de plantas mágicas para los druidas, se utilizaba para múltiples objetivos pero sobre todo para atraer la buena suerte, algo que se ha extendido hasta nuestros días en el periodo de navidad que es utilizado para decorar junto con muérdago. También se utilizaba para aumentar la atracción de un hombre sobre las mujeres portando en una bolsa las hojas y la bayas. En el antiguo alfabeto y calendario druídico Ogham, correspondía aproximadamente a la época entre el 15 de mayo y el 11 de junio y a la letra T, aunque sobre este último punto hay un poquito de polémica en cuanto a la traducción.

Mezclado con otras hierbas puede ser utilizado para ayudar a la adivinación y al trabajo psíquico y  la fertilidad. La mezcla de hierbas lo trataré en otros post.

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario