Abeto (Usos medicinales y mágicos)

Es un árbol de gran aporte que puede llegar a alcanzar los 60 metro de altura, con el tronco recto y la corteza relativamente lisa, grisácea y con la copa piramidal, se mantiene verde todo el año.

Se cría formando abetales en la mayor parte del Pirineo, sobre todo en sus vertientes más septentrionales. 

Florece en primavera y las piñas maduran durante el otoño siguiente. De la recolección nos interesan las yemas, las hojas y las resinas.

YEMAS - Obtenemos resina y una esencia comuesta de Limoneno y Pineno.

HOJAS - De ellas obtenemos glucósidos, piceina y también esencias.

CORTEZA - Celulosa, minerales y taninos.

Por último en la resina tenemos el compuesto más característico de este árbol, que es la esencia de trementina, se presenta líquida y aunque viscosa es casi tan fluida como el aceite. Destilando la trementina en vapor de agua se obtiene la esencia así como otros compuestos.

Esta esencia tiene propiedades balsámicas, expectorantes y antisépticas para las vías respiratorias y urinarias.


En su uso sobre la piel la enrojece e inflama, en ocasiones se utiliza para después aplicar otros medicamentos que entrarán mejor en la piel. Hay que guardar precauciones como con el resto de esencias por la aparición de irritaciones y alergias.

Se puede utilizar de forma externa en baños, inhalaciones, linimentos, ungüentos o emplastos.

JARABE DE YEMA DE ABETO.
Hervir a fuego lento 4 gramos de yema de abeto en medio litro de agua. Cuando la infusión se haya reducido a la mitad, retirarla del fuego, colarla y endulzarla con miel. Esta es la dosis de jarabe para un día. Se puede tomar en cucharadas o disuelta en agua tibia o infusiones.
Este jarabe es recomendable en casos de catarros persistentes y estados gripales. Además, es un excelente diurético. Suele ser usado contras las herpes, en este caso los resultados se notan luego de un uso constante y prolongado.

Usos mágicos

Llamado Ailim por los antiguos celtas, correspondiente a la letra "A" en el Alfabeto druídico Ogham, su uso como árbol de Navidad en muchas partes de Europa lo convierten en un símbolo de alegría y prosperidad, ya que la tradición dice que "poner el árbol" ayuda a que las fiestas transcurran felizmente. También llamado "Arbol del nacimiento", antiguamente sus agujas se quemaban durante el nacimiento para bendecir y proteger a la madre y al bebé.

Se conoce como el árbol poseedor del don de potenciar la fecundidad  en los seres vivos La hoja de Abeto se puede utilizar como amuleto pero para ello debe ser arrancada del árbol por la persona que la necesite, y debe llevarse encima hasta que produzca el efecto deseado.

Fuente: http://plantamedicinales.net/category/abeto / http://www.zonaverde.net/abiesalba.htm / http://www.amuletos.info/Druidas.html

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada