Leyenda del Cuélebre de Corao

La cueva del cuélebre también conocida como cueva de Cuh.erreru, era el hogar de un cuélebre.  Debajo de esta cueva está la Vega H.ondos, donde labraban la tierra los campesinos, los cuales temerosos de un ataque de tal temible animal le daban una "xata" (ternera) diaria.

El cura de Abamia, quería tratar de terminar con esta situación, así que se dirigió hacia la cueva con la intención de matar al cuélebre, delante de la cueva comenzó a imitar su silbido y cuando el animal salió le disparó en la garganta.

Malherido el cuélebre salió en persecución del hombre, al llegar al puente de Abamia, tuvo que pasarlo a pie pues el caballo reventó en plena persecución. El cuélebre al meterse en el agua del río, sintió como el agua entraba por la herida en la garganta y finalmente se ahogó. Cuentan los vecinos conocedores de la leyenda que tras abrir en canal al cuélebre  lo colocaron en el "camín Canaloriu" donde pasó muchos años pudriéndose y todo el mundo podía verle.

En la capilla de las Animas de La Estrada, el Cuélebre aparece ante el caballo que montaba el mayordomo del conde de La Vega del Sella cuando iba a cobrar las rentas impidiéndole el paso. El mayordomo asustado ofreció fundar una capilla a las ánimas allí mismo a cambio de que el cuélebre desapareciese de su vista.

Así sucedió. Los vecinos del lugar debían echar dinero en la capilla al pasar por delante para no ser atacados y la recaudación corría a cargo del mayordomo.

Renacimiento, renovación, sabiduría e intelgencia, luchando contra los siglos para no desaparecer, satanizado, contemporáneo del cura de Abamia, superviviente de las armas de fuego, aún hoy si te encuentras en la noche celta de Collao puedes vivir la experiencia de ver al cuélebre.

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario