La Xana del Castiellu de Aguilar (Leyenda asturiana)

Junto a la playa de Aguilar en Muros de Pravia existe una cueva , llamada la cueva del monte de Castiellu en la cual cuenta la leyenda que vive una Xana encantada. 

La muchacha no podía salir de la cueva por un encantamiento que sus propios padres echaron sobre ella, tan solo podría  salir si un valeroso hombre se presentaba en la cueva y la bajaba en brazos desde la cueva hasta la playa sin detenerse y sin dejarla pisar el suelo.

El valeroso muchacho que lo lograse acto seguido se convertiría en  el dueño de todas las riquezas que la xana guardaba en la cueva. 

Durante el día la Xana jugaba en la playa a los bolo, devanaba ovillos con el hilo de la fuente y tendía su colada en la falda del monte, esperó un año tras otro, pero nunca  llegaba un hombre que se atreviera a romper el hechizo.

Un día al atardecer pasó por allí un mozo que le preguntó quién era y qué hacía allí; el  valeroso hombre quiso desencantarla la subió en sus brazos y se la llevó a la playa.  Según se alejaban de la cueva, la Xana iba perdiendo el encantamiento poco a poco, por lo que iba aumentando de peso y tamaño. Poco antes de su llegada a la playa, comenzó una gran tormenta, y el caballero, entre los truenos, relámpagos, las fuertes olas y el peso de la Xana que cada vez aumentaba más, se asustó y la dejó caer al suelo. 

La Xana entonces se alejó llorando ya que el hechizo no se romperí a y tendría que quedarse en la cueva para siempre. Desde entonces no se ha vuelto a ver a la Xana jugando a los bolos en la playa del Castiellu de Aguilar.

Paloma García Díaz

2 comentarios:

  1. Muy bonita la historia, pero el lugar se llama Muros del Nalon

    ResponderEliminar
  2. Hola, buenas tardes Hector, me alegra que te haya gustado, seguramente estemos los dos en lo cierto ya que esta leyenda es narrada en muchos lugares de mi tierra, he cogido el que me han contado a mi pero he oido versiones por todo el territorio del principado de Asturias. Un abrazo

    ResponderEliminar