Búsqueda

La corriente que entra por las finas grietas de la roca,
golpea fría y suavemente mi cara, entrando dulcemente en mi boca,
mientras revuelvo en los cajones y rincones de mi mente,
intento encontrar los motivos o las causas de las cosas que ocurren constantemente.
Miro a mi alrededor con la esperanza de encontrar la respuesta,
entre libros polvorientos de la estantería, entre restos de una fiesta,
o en un viejo arcón escondido en algún lugar de esta cueva.
Quizás los guardé algún día en el que pensé que eternamente nada duraría.
Equivocaciones, nada mas, una inocencia dañina que me mentía,
lo cierto es que todo lo que ocurre vuelve  a nosotros algún día,
cargándose en nuestras espaldas, imponiéndonos avanzar,
presionando nuestro cuerpo, no dejándonos respirar.

Pero claro, no consigo encontrarlo, solo siento su peso en mi,
sería maravilloso, poder quemar esas cosas, hacerlas desaparecer por fin
No, no lo sería, no debo equivocarme de nuevo.
Entre las cosas malas siempre queda algo bueno,
y olvidar unas necesariamente implica olvidar las otras,
por lo que no es buena idea eso de quemar las cosas.

Para mi mente de ayalga todo es demasiado complicado,
pero dentro de esta cueva el tiempo en pensar lo he dedicado,
Mira ese estúpido cuélebre, colocado allí en la puerta
se siente el amo del mundo, y tiene su alma muerta
tiene tanto valor como yo misma,
aquí dentro no existe el tiempo, ni el "Ahora",
los horas pasan en forma de días, y las semanas en forma de años
lentamente, sin ninguna prisa, van pasando las estaciones
y yo sigo buscando, las razones de estar aquí dentro
vigilada, encerrada, ya no brotan mis lágrimas
mis ojos están cansados de llorar tan solo porque yo se lo pido

Han decidido no volver a hacerlo hasta que no les de motivos convincentes
Hace días que no leo las cartas de mis amigos
y meses que no recibo la visita de mi Trasgu
quizá sea mejor así ya que ellos no tienen porque cargar con mi búsqueda
Solo espero que tarde o temprano lo que busco aparezca
o simplemente me olvide de seguir buscando,
y por fin acepte mi vida de Ayalga en este bosque encantado.

Paloma García Díaz

2 comentarios:

  1. Es precioso Ayalga.
    Espero que encuentres pronto aquello que estás buscando, pero como todo llegará en su debido momento.

    Me has dejado con una sensación muy extraña al leerte... Deseo que te vaya todo bien.

    bikus!

    ResponderEliminar
  2. Son estas conexiones las que merecen la pena cuando conoces a personas que se cruzan en tu camino, gracias por tus buenos deseos. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar