Conquista Mítica de Irlanda (según fuente: El mágico mundo de los celtas)

Nemed,  hijo de Agnomen, viajó desde Grecia buscando un lugar para su gente. Acompañado por una flota de 34 barcos de remos y de 30 hombres en cada uno de sus barcos comenzó un duro viaje. Tras largos y peligrosos días de viaje divisaron a lo lejos una torre dorada, y sin pensarlo pusieron rumbo a la misma pensando en los tesoros que encontrarían en ella. De pronto al aproximarse fuertes corrientes les atacaron sobreviviendo solo Nemed, sus hijos y las personas que él mismo logró sacar del agua tras el ataque.

Se alejaron todo lo posible de la torre y llegaron a Irlanda, claro que ellos no sabían que una epidemia había terminado con todos los que allí vivían dejando campar a sus anchas a los fomorianos que se encontraban en el norte de la isla.

Veinte días después de su llegada, Macha, la mujer de Nemed murió a causa de la epidemia que asoló Irlanda.
Nemed y sus hombres lograron con el tiempo ser más fuertes que los fomorianos y convertirlos en sus esclavos.  Pero cuando Nemed más controlada tenía la situación también enfermó y murió a consecuencia de los últimos coletazos de la epidemia.

Ese fue el momento utilizado por los fomorianos para atacar y vencer  a los hijos de Nemed. Los supervivientes sufrían los abusos de los vencedores, y tenían que pagarles con la mitad del ganado, la mitad de las cosechas y de los hijos recién nacidos. Día tras día pedían ayuda y finalmente una numerosa tropa de guerreros, druidas y druidesas pusieron rumbo a Irlanda, acompañados también de jabalíes, lobos y otros animales salvajes.

Llegaron con su embarcación a la torre dorada, y allí se encontraron a Connan, rey de los fomorianos, el cual murió a manos de Fergus, hijo de Nemed.

A pesar de la victoria, pronto llegaron más fomorianos con sed de venganza y durante la sangrienta lucha una ola del tamaño de la torre dorada arrastró a todos los combatientes. Los hijos de Nemed supervivientes decidieron abandonar Irlanda por miedo a otra epidemia, ola o ataque de los fomorianos. Dejando Irlanda deshabitada durante 200 años.

Fuente: (El mágico mundo de los celtas, de Viviana Campos)

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario