LEYENDA EL DUENDE DE ZARAGOZA

Esta leyenda ocurre en zaragoza, por su parecido y relación que se ha dado con los Trasgus la pongo en este blog, espero que les guste.

Según los restos que quedan escritos de esta leyenda, todo ocurrió en 1934, en una calle de Zaragoza.
Un edificio de 4 pisos haciendo esquina, en una noche fría. En el segundo piso en la cocina, la criada termina de fregar una enorme pila de platos. Ya han pasado las doce de la noche, la criada apaga la luz tras terminar y cierra la puerta de la cocina, pero antes de cerrarla por completo escucha una voz en el interior de la cocina.

Le llaman por su nombre y después una risa nerviosa pone los pelos de punta a la criada.

La mujer corre hacia la habitación de los señores para pedir ayuda, intenta de explicar entre sollozos lo ocurrido, pero no consiguió captar la atención de los dueños de la casa.
Se dice que a partir de noviembre, un mes después de el primer suceso,  las risas salían del rellano y los insultos sonaban claros en la cocina.

Agentes de seguridad acudieron al edificio para registrarlo sin encontrar absolutamente nada. Y tratando de encontrar de donde salía el fraude.

Las noticias se extendía y mucha gente se situaba frente al misterioso edificio. El 27 de Noviembre salió publicado en “The Times” , llegando a tener una magnitud jamás imaginada.

Las brigadas municipales recibieron la noticia de levantar el suelo de la cocina y buscar mecanismos ocultos. Volvieron a ser nulos por completo.

De las risotadas, se pasaron a los insultos, y de los insultos incluso llegaron a surgir conversaciones, en las cuales avisaba de su presencia y echaba del lugar a los que le escuchaban.

Hay publicada una conversación con unos policías que discurre asi:

Policía: “¿Quién eres? ¿Por qué haces esto? ¿Quieres dinero?
¿Trabajo?”.

Duende: “No”

Policía: “¿Pues qué quieres, hombre?

Duende: No soy un hombre.

En ocasiones el duende hacía amenazas de muerte a los que trataban de comunicarse con él.

Para devolver el orden a la ciudad el caso se dio por cerrado y solucionado por boca de un juez, pero el duende seguía en la casa.

Culparon a la criada de las voces, y la expulsaron del lugar.

A finales de 1934 el duende desapareció dejando un macabro mensaje
“Mataré a todos los cobardes que habitan esta maldita casa”

Esa noche un vecino murió tras realizar una sesión de espiritismo, quedando como una casualidad.

Despues del desalojo de los habitantes del piso, se dice que los siguientes habitantes tenían un niño de 4 años que mantenía largas conversaciones con el duende y que en edad adulta declaró esas conversaciones ante jueces e investigadores.

Paloma García Díaz

5 comentarios:

  1. Menos mal que lo estoy leyendo por el día, je je je. Paradise.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por seguirme guapa un besote enorme.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante historia, me ha encantado. No es que desee este tipo de sucesos, pero hacen pensar que el hombre no es dueño de todo y que hay que respetar ciertas cosas. Nunca me ha pasado nada al respecto. Bueno una vez soñé con una chica, se llamaba Eva y tenía 25 años. Me dijo que se ahogaba. Le dije que a lo mejor ya estaba muerta, la vi a la puerta de mi casa (en sueños) desperte asustado creyendo que todo había sido una pesadilla. Luego escuché pasos fuera de mi casa, bajo mi ventana. No hice caso y luego los escuché dentro, seguidamente se movió de lado a lado de un bote de lapiceros en mi habitación un boligrafo. Ya la cosa... me asusto mas. Aún asi, como hablando a la nada dije en voz baja que escribiría sobre ella en mi libro. Un relato se llama "La joven ahogada". Que la gente sepa la historia de mi sueño y que a lo mejor descanse en paz :)

    Un abrazo, impresionante la entrada, me ha gustado.

    ResponderEliminar
  5. Espero poder leer ese relato algún día, un gran abrazo Josevi.

    ResponderEliminar