LEYENDA CELTA, Cúchulainn y Skatha

Cúchulain buscaba la manera de convertirse en el mejor guerrero de toda la tierra y que sus hazañas heroicas consiguiesen el corazón de Emeth, mujer que amaba más que a nada en este mundo.
En su camino escuchó hablar de una mujer, medio druida medio guerrera, llamada Skatha, oculta en la Tierra de las Sombras y mentora de grandes guerreros.

Cúchulainn avanzó sin pensarlo dos veces por la Tierra de las Sombras, cruzó bosques peligrosos e inmensos desiertos. Escapó de las bestias de Perilous Glen,llegó al puente de los Obstáculos el cual debía cruzar para llegar a las tierras de la guerrera.

Se encontró entonces a muchos hijos de príncipes de Irlanda, que esperaban ser aceptados para aprender las artes de la guerra. Su amigo Ferdia, hijo de Daman, el mismo que hacía unos días le había dicho como llegar a las tierras de Skatha.

El puente de los Obstáculos era muy estrecho, sobre un desfiladero donde muy muy abajo nadaban monstruos horribles.

Ninguno de los presentes se había atrevido a cruzarlo, Cúchulain le preguntó a su amigo y él le respondió:

"Skatha enseña al final dos hazañas, una saltar por encima del puente y la otra lanzar la Gae Bolg (lanza mágica), Si al cruzar el puente pisas los extremos inmediatamente te lanza al punto de origen, y si saltas sobre el, puedes perder el equilibrio y caer entre los monstruos."

Cúchulain tras reponerse y descansar un poco comenzó a dar vueltas a como cruzar el puente, tres intentos fallidos que hicieron que se burlasen de él, los allí presentes.

Pero un cuarto intento le sirvió para llegar a la mitad y volver a saltar llegando a la puerta de la fortaleza de Skatha la cual ya le estaba esperando y por supuesto le admitió como alumno.

Durante un año y un día fue alumno de la guerrera, aprendió con facilidad y rapidez todo lo que ella le enseñaba. Aprendió a luchar con la Gae Bolg, la traducción exacta es Bella Lanza, que con facilidad podía agrietar los músculos del cuerpo de un enemigo.

Skatha le dio la lanza, a pesar de que nunca había creído que conocería a un guerrero merecedor de dicha joya. Cúchulain se convirtió en un gran guerrero y en una gran leyenda.

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario