UNA MIRADA, NADA MAS

En mis días de encierro,
cierro los ojos y pienso,
y tras un breve momento
son tus ojos los que veo.

Me miran muy fijamente,
directamente a los mios,
claro recuerdo en mi mente,
un recuerdo que no olvido.

Mil veces ya he intentando,
mirar más alla de tus ojos,
estudiar cada mirada,
cada gesto de tu rostro.

En tan solo un segundo,
siento millones de cosas,
es tu mirada seguro,
la que provoca a mi boca.

Y nacen de nuevo las ganas,
de besarte intensamente,
de abrazarte con pasión,
de poder volver a verte.

Son recuerdos nada mas,
alguna veces solo duelen,
pero en otras ocasiones,
una sonrisa aparece.

Mi corazón late fuerte,
mi mente te pertenece,
ese pequeño segundo,
luego ya desaparece.
 
 

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario