MABON, Festividad Celta del equinoccio de otoño

Estos textos que pueden leer a continuación no son una creación propia, tan solo una labor de documentación, redacción y esquematización de información de las celebraciones celtas a lo largo de la historia.

La cosecha iniciada en la festividad de Lugnasadh llega a su fin en el equinoccio de otoño, coincidiendo con una noche y un día con una duración igual. Comienza una nueva etapa de renovación y renacimiento. Decae la generosidad de la naturaleza mientras se prepara para un duro invierno y una época de reposos- El sol se debilita.

Mabon tiene lugar el 21 de septiembre, se cree que los druidas utilizaban esta festividad para usar su magia proyectiva.

Esta festividad se celebra en agradecimiento a la última cosecha y para pedir una buena cosecha el próximo año, comienza el tiempo de descansar, de mirar atrás y recordar esfuerzos pasados. Los celtas relacionaban la cosecha y las semillas con el misterio de la vida y la muerte.

A partir de esta festividad, el Dios de la luz es vencido por el Dios de la oscuridad, la noche comienza poco a poco a conquistar el día. Preparando el funeral del Dios que nació de la Diosa Yule (en el solsticio de invierno) que se debilitará poco a poco hasta su fin en Samhain. Esperando renacer de nuevo.

Como siempre morir y renacer marca paso a paso el calendario celta.

Los druidas reunían manzanas frescas,  colocándolas sobre las zonas funerarias, simbolizando el agradecimiento de la tribu por la cosecha también mostrando respeto a los ancestros.

Entre los pueblos en pasado y presente se celebra esta festividad, actualmente algunas modificadas por el cristianismo y otras evolucionadas de ritos paganos.

Representación de Mabon en elementos:

* El incienso de ciprés, sándalo, pino y enebro.
* Los colores que representan a la festividad de Mabon son los que representan el otoño, amarillo, marrón, dorado, rojo, café..
* El Avellano, las bellotas, las ramas de roble, el álamo y el Maíz representan esta festividad.
* Recolectar las vainas secas y las plantas para utilizar el ritual es la tradición más clara de este día, aunque la creación de muñequitas de maíz también puede verse en ocasiones como representación de la feminidad de esta festividad.

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario