DIOS CELTA, BALAR

Dios Irlandes, que responde a varios nombres, (balar, Balor y Bolar) perteneciente de la raza de los gigantes Fomoré, con un gran ojo en su frente y otro en la parte posterior de su cabeza, habitualmente cerrado ya que era maligno, si lo abría era mortal para aquel en el que se fijara.
Se le conoce por ser él, quien termino con la vida del rey de los Thuatha de Danann, Nuada, durante la segunda batalla de Magh Turiefh,  lo cual le condenó a morir a manos de su nieto, Lugh.
Hay varias versiones de cómo Lug terminó con Balar, vengando así la muerte de su abuelo, aquí les relataré una de ellas.

La leyenda de Balor:

Cuentan las lenguas antiguas que Balor descubrió con mucha antelación que su fin sería a manos de su nieto, y para evitarlo encerró a su hija Ethlinn en una torre. Kian el Dios del Sol, como venganza contra Balor el cual le robó una vaca encantada, acudió a un druida, que le disfrazó de doncella y le transportó al interior de la torre, con una sola noche de amor Ethlinn engendró trillizos.

Balor dio orden de matarlos, pero Lug, uno de ellos escapó a la muerte y fue criado por el hermano de su padre, Goibniu un artesano que le crió como a un hijo enseñándole todo lo que sabía.

Mientras se preparaba la batalla entre los fomorianos, las tinieblas y los Danaan, la luz, Balor estaba cada vez más cansado y a penas podía levantar el párpado de su ojo. Lug aprovechando la debilidad de Balor le clavó una honda en la cabeza cumpliendo así la profecía.

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada