CILÚRNIGOS, LOS CELTAS DE XIXON

Estos textos que pueden leer a continuación no son una creación propia, tan solo una labor de documentación, redacción y esquematización de información de la historia de Asturias a lo largo de la historia.

Es necesario para mí, hablar en mi blog de los cilúrnigos, tratando de visualizar las raíces celtas más cercanas. Se hablaba de uno de los pueblos astures, que según algunos opinan que viene de la raíz céltica “cilurnum” que en castellano significaría “caldero”, se cree que se dedicaban a trabajos metalúrgicos y de los cuales existen pruebas en el yacimiento arqueológico de la Campa Torres.
 
Se estima que aproximadamente durante el siglo VI a.C. comenzó la construcción del castro de Noega primer antecedente de Gijón, en la península del cabo Torres, los acantilados hacían su acceso prácticamente imposible siendo perfecto para el establecimiento de esta tribu, la cual también disfrutaba de agua potable con la desembocadura del río Aboño por el Oeste y la ensenada de El Musel al Este lo que les permitió el comercio marítimo, así como también unas tierras perfectas para el cultivo.
En la zona sur no se encontraban protegidos por el mar por lo que construyeron una gran muralla, basada en módulos inteligentemente creada ya que si una parte de la muralla era derribada no afectaba al módulo siguiente también llama la atención un enorme foso tallado en la roca.
 
Los últimos descubrimientos describen las casas de los cilúrnigos como viviendas de una sola habitación circular, con el fuego en el centro tanto para cocinar como para calentarse.

Buenos comerciantes, con pueblos cercanos aunque también con pueblos lejanos de las costa francesa y con los romanos, adquiriendo no solo productos sino aprendiendo técnicas, tradiciones y muchos conocimientos.

La entrada de los romanos en el siglo II a.C en Noega fue pacífica en cuanto a las tribus astures, cilúrnigos y romanos llegaron a acuerdos de convivencia. Y hacia el siglo I d.C se funda la ciudad de Gigia, en un lugar más benigno e igualmente seguro, la actual Cimadevilla. La construcción de termas, baños públicos y otras comodidades cautivaron a los cilúrnigos que no habían tenido antes en sus manos los lujos de la vida romana.  

Los romanos en Noega modificaron las tradiciones y formas de vida de los cilúrnigos y obligaron a la población a mandar gente a servir en el ejército, algunos cilúrnigos fueron destinados a caballería enviados a defender la Inglaterra romana de lo Pictos al norte de Londinium frente a la muralla de Adriano, entre Inglaterra y Escocia, cabalgando sobre los Asturcones, caballos de pequeño tamaño hoy en día reducidos al monte Sueve, en el oriente asturiano, entre los concejos de Parres, Piloña, Caravia y Colunga.

En la muralla de Adriano se encuentra un yacimiento llamado Cilurnum, es decir, la ciudad de los cilúrnigos.
Citando palabras textuales de Francisco Cuesta Toribio Coautor del segundo tomo de «Historia de Gijón», dedicado a la etapa prerromana, “Y es que los gijoneses de la antigüedad tenían un concepto que es muy actual: Gijón no es un lugar, es donde van las personas; donde hay un gijonés ahí está Gijón”.


Me encontré con muchas discusiones acerca de cultura celta en Asturias, no entraré en la defensa de la cultura celta en Asturias, mientras continuaré alimentando la mitología que proviene de culturas célticas, informaré sobre las fiestas que los antepasados de Noega celebraban al igual que otros pueblos celtas y reviviré la imagen de los hijos de Lug recordando cada día al ver mi triskel que provengo de un mundo de magia y de valientes.

Paloma García Díaz

3 comentarios:

  1. Muy buen resumen,interesante todo lo referente a los cilurnigos.T felicito!

    ResponderEliminar
  2. Discuto muchas veces con mi mujer sobre el pasado celta de la zona norte de la Península, ella tiene antepasados que vivieron en castros hoy abandonados y yo defiendo que el "celtismo" es solamente una moda pasajera, aunque las evidencias estan ahí y son importantes.
    Gracias Paloma, una historia fascinante y un final emocionante.

    ResponderEliminar