CAMBIOS EN EL VIENTO

Lo noche comienza a ganar al día.
Mabón ha pasado, el verano termina,
no se respira el dulce aroma de las flores.
Un olor a hierba mojada despierta mis sentidos.
El chapoteo en los charcos de agua,
apaga el canto de los pájaros

La Diosa Yule prepara la triste despedida,
Shamain se acerca,
el Dios al que dio vida se muere,
su vida termina para renacer de nuevo
cuando termine el invierno,
con la llegada de nuevo del sol.

La humedad y el frío pisotean al calor,
que poco a poco recoge sus cosas
y se marcha a otro lugar.
Cierro los ojos,
imagino los cristales de mi hogar empañados,
mientras las llamas crepitando en la chimenea,
calientan toda la estancia.

Las castañas al fuego, ¡que olor tan familiar!.
Los pequeños animales de los alrededores,
se preparan para un largo sueño,
que no terminará hasta el regreso del día y del sol

La luz poco a poco muere,
y todo se va cubriendo de un triste manto gris.
Pronto este manto será eclipsado,
por el blanco puro y sedoso de las primeras nieves

Desde aquí dentro,
se puede oler la humedad y el frío,
sentir el frío tan dentro de mi cuerpo,
que parece imposible que se vaya a ir nunca.

¿Qué me causa este frío? ,
¿Tan solo la llegada del otoño?,
o es quizás mi alma dañada por tu ausencia.

Paloma García Díaz

2 comentarios: