DESPEDIDAS NECESARIAS

No se si decirte adiós, o tan solo hasta siempre
me miras y te despides, no me dices cuando vuelves
has vuelto a meterte en mi vida, has esquivado al cuelebre
has entrado en mi mundo, pero no se cuando vuelves
me has traído esperanza, algo de luz y hasta suerte
agradezco tu presencia, y ahora te digo hasta siempre

Si quieres volver siempre puedes
yo estaré aquí, aquí para siempre
siempre que tu quieras sera tuya mi mente
no lo dudes, no lo pienses,
si algún día te atreves
vuelve al mismo sitio, donde una vez
mezclamos sin querer pasado y presente
vuelve al mismo sitio, donde una noche
tranquila y cálida sin pensar en que sucede
no pensamos en mañana,
ni tan siquiera en si duele, despertarse en un futuro
sin pasado ni presente.

Tuyo es mi recuerdo pero no el olvido
de las horas pasadas, de tu mundo en el mio
de mi ojos alegres, tu cariño escondido
sin palabras amargas, sin temer el hastío
de buscarte en mi mundo, y encontrar el vació
de buscar tu presencia y solo sentir frió
el frió de sentirme sola, el frió del amor perdido

En ocasiones pienso, para evitar este frió
en un duro deseo, no haberte conocido
y acto seguido mi mente, mata el deseo maldito
prefiero saber que existes, y vivir este vació
que sentirme tan vacía, sin encontrar mi sitio
si mi sitio esta a tu lado, aun luchando contra el frió
pelearé con la distancia pelearé contra este hechizo
y se bien que aunque me queden mil años de castigo
mi mente sera siempre tuya, tuyo sera mi destino.

Visita de un Marinero

Paloma García Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario